El gran problema de utilizar a Keynes

31 ago. 2011


keynes


En nuestra recién estrenada sección de economistas destacados, podemos encontrar una pequeña biografía de John Maynard Keynes. Básicamente, este economista tan influyente con sus teorías macroeconómicas propugnaba la intervención estatal en política fiscal y monetaria para suavizar e incluso eliminar los ciclos económicos, e intentar incentivar/desincentivar la demanda (en función de la situación de expansión o contracción de la misma). Durante la etapa que engloba desde la Gran Depresión (crack del 29) hasta la crisis de la OPEP en 1973 estas políticas funcionaron relativamente bien (recuerdese el New Deal de Frankin D. Roosvelt), hasta que debido a la crisis de la que hablamos se produjo una inflación de oferta que el economista no había previsto y se dieron grandes tasas tanto de inflación como de desempleo como consecuencia de la elevación del precio de las materias primas, que lógicamente encarecían los productos; y fue a raíz de aquí donde se empezó a poner en duda la intervención estatal como garante del funcionamiento del sistema capitalista.

Lo cierto es que la crisis económica de 2008 es muy similar a la que salpicó a todo el mundo durante 1929, y supuestamente esas políticas keynesianas que habían funcionado tan bien a partir de 1930, se han vuelto a emplear durante esta crisis. Con una única diferencia, y es que en aquella época la política fiscal y monetaria era controlada por el mismo país, a diferencia de la situación actual en la cual la Unión Europea controla la política monetaria de la zona Euro, pero las políticas fiscales son controladas por cada país individualmente, y desde luego no están del todo armonizadas, por lo que la aplicación de las políticas monetarias influirán de manera muy diferente según la situación del país.En un post anterior ya hablabamos de los diferentes problemas que supondría una subida de los tipos de interés decretada por el BCE, y aplicable a toda la zona Euro, pero se puede extrapolar a países en problemas. Por ejemplo, el BCE decide subir los tipos de interés, desincentivará la inversión, precisamente uno de los pilares de las ideas de Keynes, tratando de esta manera de reducir la inflación, pero en ningún caso será un estímulo al empleo.

Este no es el único de los problemas, ya que el precio de las materias primas, y en especial, del petróleo ha alcanzado cuotas muy elevadas. Como poníamos de relieve al explicar la inflación debida a la oferta, el mayor coste de las materias primas encarece los productos, haciendo que la renta disponible de las personas sea menor, y por lo tanto reduciendo el poder adquisitivo. Debido a la coyuntura económica actual, se combinan altas tasas de inflación y desempleo, por lo que las políticas keynesianas no son aplicables aquí. El futuro respecto a esto no es nada alagüeño, ya que debido a las revueltas en el mundo árabe, y sobre todo a Libia, es de esperar que el coste del petróleo se encarezca aún más, y por lo tanto la inflación aumente a menos que se tomen las medidas macroeconómicas pertinentes, que alargarán aún más el tiempo que continuemos con un elevado desempleo (las primeras medidas desde el BCE ya se han tomado aumentando los tipos de interés desde el 1% hasta el 1,5% actual).

Aún con estas premisas, los gobernantes de la zona euro están tomando medidas de estímulo económico que no han hecho sino elevar el déficit (recuérdese el famoso PlanE del Gobierno de Zapatero), pero no han servido en primer lugar para calmar a los mercados, ni por supuesto han sido de eficacia para acabar con la crisis en la zona Euro. El diferente grado de crecimiento económico de los países dificulta aún más esta toma de decisiones, ya que en concreto países como Alemania o Francia están intentando tomar decisiones que beneficien sus propias economías en detrimento del resto, cosa que en este caso perjudica muy gravemente a España (por ejemplo, la subida de tipos de interés mencionada). Por supuesto, todas estas medidas de estímulos fiscales se han visto contrarrestadas con subidas de impuestos, como el IVA en España del 16% al 18%.

Pero aún hay más. Los planes de estímulo estadounidense han dejado al país con una deuda insostenible y al borde de la suspensión de pagos, hasta el punto de tener que modificar el techo de gasto fijado previamente. Es posible que las políticas de Keynes funcionen, pero la situación económica actual tiene mal arreglo con ellas.


Imagen | Gwydion M. Williams

4 comentarios:

  1. Buenas,no estoy deacuerdo con el post, las políticas de keynes son posibles y claro que funcionarían si esos estímulos de los que hablas fuesen a la economía real, no a darle un impulso a la economía virtual despues de su caida, ya hemos visto las consecuencias de la desregulación y hemos inyectado dinero para una caida más grande y favorecer una burbuja en cualquier sitio, que explote y paguen las deudas las clases medias-bajas...principales perjudicadas por el desempleo y subida de impuestos indirectos como el IVA, si la gente pierde el empleo y no consume,como para recaudar más con un 2% de IVA,solo es alargar la agonía de muchos y poner más peso en la espalda de cada vez menos, políticas keynesianas serían la regulación del mercado financiero y medidas de politica fiscal que como dices,deben ser de todos los estados, cooperación fiscal y impuestos directos a las grandes rentas, para cumplir los 3 ideales de keynes de igualdad,justicia social y libertad individual, que actualmente no se cumplen con este "keynesianismo para ricos" ,una especie de socialización de las pérdidas y de la privatización de las ganancias,. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Me parece muy interesante tu punto de vista. En este caso no digo que las políticas keynesianas no son válidas, si no que mientras no exista una armonización y cooperación en materia fiscal en Europa esto no va a ser válido. Y ya no hablo de rescates ni inyecciones a los bancos, que entiendo no son las políticas que Keynes promulgaba. Más aún, ¿cómo evitar las consecuencias de una inflación desenfrenada por el lado de la oferta con este tipo de políticas, en las que se conjugan inflación y desempleo al mismo tiempo?

    ResponderEliminar
  3. Lo del plan E es que no se ha usado para nada,los politicos de turno lo han repartido en proyectos para engordar sus bolsillos y los de amiguetes, aqui en badajoz por ejemplo,se lo han gastado en rotondas,peatonalizar calles enteras,algún que otro parque y fuente...y poco más,ahi se fueron los 80 millones de euros destinados a fomentar el empleo,muy eficiente no ha sido verdad. hombre pues, como tu dices la armonizacion fiscal debe ser una prioridad, si los paises siguen compitiendo en materia fiscal no va a haber como recaudar impuestos a las grandes rentas,que solo buscan la forma de pagar lo mínimo o ni pagar,según el artículo 31.1 "Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad..." como sabemos la constitución en este país se la saltan continuamente,de poco sirve xD pero unos mayores ingresos y el uso correcto de ese dinero para impulsar la economía puede controlar el desempleo,así como controlar la economía sumergida,hay que controlar estas actividades que ya suponen un 25% del PIB... la inflación pues,tirando el BCE de política monetaria como hace,es tarea de los bancos centrales, de todas formas se sabe que tanto el precio de las materias primas como de los alimentos está subiendo no solo por la especulación y la burbuja que se esta formando ahora en bienes tangibles más seguros para estos operadores financieros, que los intangibles despues de la que se lió con las hipotecas subprime, sino que, grandes bancos de inversión se encuentran comprando almacenes de materias primas y alimentos alrededor del mundo, y están influyendo en su precio, ¿no está penalizado retraer materias primas y bienes de primera necesidad con el fin de alterar los precios,perjudicar a los consumidores y reducir su oferta?creo que esto se encuentra agravado en situaciones de catastrofe y necesidad, en un mundo donde millones de personas mueren de hambre, deberían perseguirse estas actividades ya que es una forma de matar a gente, no les estás disparando ni bombardeando,pero si les dejas sin comer, son responsables de esas muertes. Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo contigo con que haya que armonizar la fiscalidad de los países europeos, así como acabar con la economía sumergida, y que eso debería ser una prioridad con respecto al resto de medidas a acometer; por otro lado, también de acuerdo contigo en que el precio de las materias primas esté sobrevalorado corresponde por otro lado a la especulación... pero mientras esto no se arregle, no veo aplicación de políticas keynesianas como tal...

    ResponderEliminar

 
Economía Mundial © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions