Banco malo... ¿o quizá no tanto?

16 dic. 2011

banco malo

En las últimas semanas estamos conociendo nuevas noticias para que los bancos saneen sus cuentas y comiencen a ofrecer crédito a sus clientes. Para ello, se pretende crear lo que se llama banco malo, que no es más que un banco que aglutine los activos tóxicos que tienen cada una de las entidades en el balance, es decir, comprando por parte del Estado estos activos, para que los bancos puedan tener liquidez, y puedan acceder a conceder créditos y préstamos de nuevo.

Lógicamente, esta medida es totalmente antipopulista, ya que supondría mayor inyección de dinero a los bancos comerciales. Pero, ¿realmente serviría de algo?

¿Porqué tienen tantos activos tóxicos en balance?


Los bancos han concedido multitud de créditos a personas de dudosa solvencia durante el crecimiento que hubo en España en la burbuja inmobiliaria hasta mediados de 2008, cuando estalló la crisis. Al ofrecer tal cantidad de hipotecas, los precios de los pisos se dispararon. Pero como toda burbuja, el precio de los mismos estalló, y algunas de estas familias y empresas de dudosa solvencia dejaron de poder pagar esos pisos. El banco embargó las viviendas, y pasaron a ser propiedad suya.

Y así ocurrió con una gran cantidad de bienes inmuebles, sobre todo. Como ahora la demanda es mucho inferior, el precio de los pisos ha bajado bastante, y su valor de mercado actual puede llegar a ser del 40% del precio de adquisición del mismo, o lo que es lo mismo con un descuento del 60%. Es por esto por lo que se llaman tóxicos, porque su valor actual es muy inferior de su valor en libros, cuando se esperaba un rendimiento bastante mayor.

Y aquí viene el problema. Debido a la concesión de tantos préstamos, la liquidez de las entidades bancarias se ha convertido en activos inmobiliarios, y es por esto por lo que no pueden ofrecer créditos a sus clientes, básicamente no tienen dinero. Necesitan deshacerse de todos estos activos, pero no lo van a quererlo hacer a cualquier precio. Muchas de ellas ya han manifestado su deseo de quedarse con parte de los activos en tanto en cuanto la situación sea esta, y no suban los precios de los pisos.

¿Cuál es el papel del Estado?


Aquí es donde juega un papel destacado el Estado. La creación del banco malo servirá para que los bancos puedan obtener liquidez rápidamente, sanear sus balances y así empezar a reactivar el crédito de nuevo. El Estado compraría estos activos a su valor de mercado actual, y no su valor en libros. Hay diferentes modelos aplicados ya en Europa:
  • En Irlanda, se compraron los inmuebles a su valor de mercado actual, es decir con un valor de descuento del 60%. Las entidades tenían provisionado un 27%, con lo que las pérdidas globales para las mismas fue de 33%. Se llegó a reactivar el crédito, pero muchas entidades quebraron.
  • En Alemania, se adquirían por parte del Estado el valor que tuvieran en balance restando las provisiones, por lo que no existían pérdidas en principio para las entidades, y éstas tenían como obligación entregar ese dinero recibido en forma de deuda pública a los particulares y empresas.
De cualquier manera, significa emisión de deuda pública por parte del Estado, es decir, crear el banco malo con deuda pública. Esto es realmente peligroso, si la concesión de esa deuda pública no se acompaña con un control a las entidades para conceder préstamos, no se reactivará el crédito. Si se sigue el ejemplo de Irlanda, supondrá financiar las entidades financieras con déficit estatal, y que los bancos tengan que asumir pérdidas en sus balances, con el peligro de que muchos de ellos quiebren y tengan que ser recapitalizados o nacionalizados. 

Si, por el contrario, se inflan artificialmente los precios de los inmuebles hasta que se puedan llegar a cubrir las pérdidas sin contar las provisiones, entraremos en mayor déficit estatal, pero nos aseguramos que ninguna entidad quiebre, y que se centren en conceder créditos, y no en las posibles pérdidas que puedan tener. 

Hay que ser cuidadoso con la forma en la que se entrega ese dinero a los bancos. Partiendo de la base de que ningún estado debería ser garante de una entidad financiera en problemas por sus propios errores, si se realizan estas transferencias de liquidez sin control, puede que no haya servido para nada el endeudarnos aún más de lo que estamos.


Imagen | Pedro Angelini

2 comentarios:

  1. Con dinero publico sanear los derroches de los economistas, y los beneficios de los especuladores, de pena este tipo de mensaje de saneamiento en definitiva lo paga el ciudadano.

    ResponderEliminar

 
Economía Mundial © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions