Las claves de la crisis española (I): la deuda privada

20 ene. 2012

crisis españa
Imagen: archer10

La pregunta del millón que todos los ciudadanos españoles nos hacemos es ¿cuándo acabará la crisis? Ni el mejor de los analistas económicos ha sido capaz de dar una fecha concreta de cuándo será el momento que empecemos a crecer lo suficiente como para empezar a crear empleo estable. La economía de un país con un 20% de la población en paro no es sostenible el medio plazo.

El problema es que la economía no es una ciencia exacta y estimar una fecha concreta para la salida de la crisis es realmente complicado, pero para este propósito nos ayudará el entender porqué estamos inmersos en ella en España. Lo primero que hay que tener en cuenta es que esta crisis afecta a la mayoría de los países ya que es una crisis global, pero España va más allá.

Durante el período que va desde 1996 y hasta mediados de 2008, que es cuando se inicia la crisis, los salarios reales de los españoles únicamente creció un 0,7%. O lo que es lo mismo, la subida de los salarios deduciendo la subida de los precios no se vio apenas afectado. Sin embargo, el consumo durante esta época se disparó muy por encima de esa subida de poder adquisitivo. Pero, ¿cómo es posible que sucediera esto?

Muy sencillo, la razón ha sido el endeudamiento. Como se puede advertir en el siguiente gráfico, la deuda de las familias y de las empresas (crédito al sector privado) creció muy por encima del PIB.

deudas españa

Por tanto, al final lo que estábamos haciendo era consumiendo con dinero futuro, sin quizá pararnos a pensar en muchos casos si teníamos capacidad real de devolución, facilitado también por los bancos, que corrían poco riesgo en este tipo de operaciones, y que al final estaban haciendo su negocio. Pero el dinero futuro no es dinero actual, y como tal no es dinero nuestro si no del banco en tanto no devolvamos la parte del crédito junto con sus intereses. El endeudamiento privado hizo que el consumo se disparara, sobre todo en el sector inmobiliario, cuya consecuencia fue la subida exponencial de  los precios de las viviendas, hasta que llegó un momento que el sistema colapsó.

El gran crecimiento vivido durante esa época fue debido en gran medida a la concesión de créditos al sector privado (hogares y empresas). Este crecimiento no se debió a que España fuera un país competitivo, ni a unas buenas perspectivas como país con respecto al resto del  mundo, en general ninguna característica que nos hiciese mejores que el resto de países, por lo que no fue un crecimiento verdadero. Los políticos querían hacernos creer lo contrario, pero el gasto era insostenible.

¿Y qué es lo que ocurre ahora? Se están poniendo parches de subida de impuestos y recortes masivos del sector público que sólo son eso, parches para intentar cumplir los compromisos de déficit a corto plazo, pero con toda seguridad no arreglarán el gran problema de deuda privada que sufrimos en este país. Por otro lado, parece lógico pensar que el crédito ha de reactivarse para que la economía funcione en las empresas, ya que muchos de los activos que éstas adquieren para su trabajo deben de ser financiados de esa manera. Lo que no deberíamos hacer es basar nuestro crecimiento en crédito ofrecido de forma masiva, si no ofrecerlo para lo que realmente es, y para quien realmente lo puede pagar.

Por tanto, y siempre desde mi punto de vista, la crisis va para largo. Los gobiernos se están preocupando más en cumplir los compromisos de déficit y reducción de su deuda pactados con Europa, pero no se están preocupando de la raíz del problema, que consiste en arreglar el problema de la deuda privada. Partimos de la base de que el país debe crecer a un 2% aproximado para comenzar a crear empleo, y que en la actualidad las previsiones más optimistas del FMI es de recesión para la economía española (es decir, se contraerá entre un 1,7% en 2012 y un 0,3% en 2013), que destruirá aún más empleo si cabe.

Más aún, las instituciones que más empleos creaba en los últimos años fueron las Administraciones Públicas. Con las oposiciones congeladas se hará muy complicado que exista creación efectiva de empleo. Me atrevería a decir que hasta 2014 no se empezará a crear empleo real. Debemos ser conscientes de nuestros errores anteriores para no volver a repetirlos. Todo empieza por arreglar el problema de deuda privada. Después deberíamos cambiar nuestro modelo productivo, incentivando a las empresas para que inviertan en i+D. Sólo de esta manera podremos llegar a tener algo muy parecido a lo que tuvimos durante estos años. Llegar a esas cifras de crecimiento va a ser casi imposible, pero mejor crecimiento real que crecimiento virtual. Nos queda un período muy duro a los españoles, tendremos que sufrir unos años más. A esperar.

Gráfico | Rankia

1 comentarios:

 
Economía Mundial © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions