¿Cuáles son las causas de la subida de la luz? El déficit tarifario

14 de mar. de 2012

Imagen: Anton Fomkin

Parece mentira que estemos en crisis. Normalmente son períodos en que tanto los salarios como los precios suelen bajar por la baja demanda. Si bien es cierto que los salarios se están manteniendo, bajando e incluso desapareciendo (cada vez que se destruye un puesto de trabajo), los precios de ciertos servicios  básicos no paran de subir. Este es el caso de las tarifas de la luz, que no han dejado de crecer durante los últimos años independientemente de encontrarnos en crisis o no. 

Y es que los precios de las tarifas eléctricas han subido hasta un 21% en los dos últimos años, y no se descarta que haya mayores subidas en los próximos meses. Supuestamente un mercado liberalizado debería ofrecer mejores precios al fomentar la competencia y poder elegir entre varias compañías eléctricas, más que si hubiese pocas empresas que controlaran el mercado. ¿Por qué entonces no paran de crecer estos precios?

El déficit de tarifa


A lo que se llama déficit de tarifa es simplemente a la diferencia entre lo que los consumidores pagan de sus facturas de la luz y el coste reconocido por la propia compañía eléctrica. Desde que el mercado se liberalizó en el año 2000 que gobernaba Aznar, y hasta el año 2007 se congeló el precio de la tarifa de la luz. Esto se debió normalmente, por una parte a subestimaciones de los costes tarifarios, y por otro lado a razones económico/políticos para evitar una espiral inflacionista porque hay que tener en cuenta que el hecho que suba la tarifa eléctrica haría subir todos los precios, ya que una toda actividad económica depende del precio de la energía.

Sin embargo, los costes del servicio no sólo no se congelaron, si no que siguieron subiendo, por lo que durante todo este tiempo se generó un déficit que se iba acumulando cada año hasta situarse en el año 2010 en unos 24.000 millones de euros. Este déficit lo asumió el estado en forma de deuda con las compañías eléctricas, hasta el año 2007; lo que debería convertirse en un déficit coyuntural, se convirtió en déficit estructural, y pasó a formar parte de una partida más de los balances de las compañías eléctricas, que debían reconocer esa deuda.

¿Y quién asume todo este déficit? Como decimos, los precios no han subido en relación con los costes durante todo este tiempo, excepto en 2010, donde se ha ido aplicando alguna subida excepcional pero no de forma continuada. La Ley del Sector Eléctrico dice que la tarifa ha de ser suficiente para cubrir todos los costes, y además varias sentencias del Tribunal Supremo obligan a subir el precio de la luz para que pueda cubrir todos los costes.

¿Cuánto deberíamos pagar para acabar con el problema? Este es un problema que sólo se va a solucionar subiendo el precio de las tarifas. ¿Cuánto? Según los analistas, los precios deberían experimentar un crecimiento del 20% en la factura de la luz si se quiere acabar con este problema en 2013, y un 4% adicional hasta 2015. Esto supone que una familia media en España podría pagar unos 200 euros más al año.

Y es que la subida de los precios extraordinarios de las tarifas de las eléctricas, además de ser un problema en sí mismo, genera una espiral inflacionaria de difícil salida, ya que como dijimos toda actividad económica depende del precio de la energía. Los gobiernos de aquella época trabajaron para tener a su población contenta, pero ha sido un problema ahora que se ha juntado además con una de las mayores crisis que hemos podido imaginar. No se puede tener contenta a una generación sin tener descontenta a la generación posterior.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Economía Mundial © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions