¿Qué implicará el rescate para la economía española?

10 sept. 2012

Es ya un secreto a voces: con la prima de riesgo cercana a los 500 puntos, el acceso a la financiación por parte del Estado español se hace imposible y el rescate a España es inevitable. Por muchos eufemismos que esté usando el Gobierno (asistencia financiera, línea de crédito, etc) lo que se va a producir es una monetización de la deuda, es decir, una compra masiva de bonos por parte del Banco Central Europeo.

Pero, ¿por qué ahora se llama rescate cuando ya ha habido más ocasiones en las que el BCE ha monetizado la deuda? Lo que diferenciaría este eventual rescate con el resto de compras masivas de bonos que ya se han producido es la condicionalidad, es decir, la obligatoriedad por parte del Reino de España de firmar el famoso memorándum de entendimiento que fijaría una serie de condiciones a cumplir por parte del Ejecutivo para poder cumplir con los objetivos de déficit pactados con la Unión Europea.
El memorándum de entendimiento dice textualmente lo siguiente:
En paralelo, España tendrá que cumplir plenamente con sus compromisos y obligaciones en el marco del Procedimiento de Déficit Excesivo (siglas en inglés EDP) y las recomendaciones para hacer frente a los desequilibrios macroeconómicos en el marco del semestre europeo. El progreso en el cumplimiento de estas obligaciones en virtud de los procedimientos pertinentes de la UE se supervisará de cerca en paralelo con la revisión periódica de la ejecución del programa.
Lo cual quiere decir que España tendrá que acometer reformas estructurales aún más profundas para lograr el ajuste deseado. Además, va a estar supervisado por una serie de agentes que se encargarán de velar por el estricto cumplimiento del programa (los famosos hombres de negro). ¿Y cuáles son estos ajustes? Reducción de gastos y aumento de ingresos. Es decir, aún más recorte del gasto público y aumentos de impuestos. Y es muy probable que los gastos recortados sean los que se refieren a pensiones y a prestaciones por desempleo, por ser los de una cuantía más elevada.

Por la parte de los ingresos, la subida de impuestos hará que muchas empresas se vean obligadas a echar el cierre y que muchas familias tengan una menor renta disponible, por lo que el consumo seguirá cayendo, lo que retrasará aún más si cabe el crecimiento de nuestro país y hará muy complicado acometer los  importantes vencimientos de deuda de este Octubre y Noviembre próximos.

Mario Draghi ha declarado que el rescate no será un "rescate suave", si no que estará sujeto a una fuerte condicionalidad, o como define él "una condicionalidad económica plena", a diferencia del último rescate canalizado a través del FROB a la banca, que no contaba con una condicionalidad como tal. Eso sí, la compra de bonos será ilimitada para reducir los costes de endeudamiento de los países con problemas de financiación.

Pero: ¿no hay otra solución? Pues no. La única opción viable a día de hoy para recuperar la estabilidad presupuestaria en España es la intervención directa del BCE. Hasta ahora, las compras masivas de bonos por parte del BCE han servido para relajar tensiones en los mercados de forma momentánea. Pero de momento no han servido absolutamente para ningún otro fin que no haya sido el de ganar tiempo, ya que los gastos no han sido reducidos en la cuantía deseada. Por tanto, los ajustes no han terminado si no que se van a seguir sucediendo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Economía Mundial © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions