¿Qué es el apalancamiento financiero?

20/10/2012


Si alguna vez has escuchado un programa especializado en economía en la radio o en la televisión en el que usen algunos conceptos técnicos, probablemente hayas escuchado la palabra apalancamiento financiero o, simplemente, apalancamiento. Bueno, en realidad, últimamente casi no es ni necesario recurrir a los programas especializados. La actualidad manda y el apalancamiento está de moda.


Sin embargo, por mucho que nos repitan un concepto asociado a un determinado contexto no tenemos por qué entender de qué se trata o cómo interpretarlo. Son conceptos que nos suenan a chino pero que son verdaderamente sencillos de entender. Y es que con esta ayuda la actualidad se hará mucho más llevadera. Entonces, ¿qué es esto del apalancamiento y por qué está tan de moda?

El apalancamiento financiero no es más que la utilización de deuda para financiar una operación. Tan sencillo como eso. Una inversión, por ejemplo la compra de acciones de una determinada compañía, puede acometerse utilizando fondos propios (es decir, nuestros ahorros o una parte de nuestra renta), o bien utilizando fondos prestados por otra persona. La principal ventaja de esta forma de financiación es que puede aumentar la rentabilidad, pero los riesgos son también bastante grandes.

Pongamos un ejemplo bastante sencillo de entender. Imaginemos que queremos realizar una inversión de 1.000 euros en acciones de un banco cualquiera, y que para ello utilizamos un dinero que teníamos ahorrado durante un tiempo. Al cabo de medio año, las acciones han subido hasta los 1.500 euros, por lo que habremos ganado 500 euros y la rentabilidad de la inversión habrá sido del 50%.

La rentabilidad es más que atractiva, pero aún habremos ganado más si nos endeudamos. Si, en lugar de aportar los 1.000 euros de nuestros ahorros, únicamente invertimos 200 euros de nuestros ahorros y el resto lo pedimos prestado nuestra rentabilidad aumentará bastante. Pongamos, que los 800 euros restantes lo pedimos prestado a un banco a un tipo de interés del 10% anual. De la misma manera que en el ejemplo anterior, al cabo de un tiempo, las acciones valen 1.500 euros y las vendemos. En realidad, habremos ganado lo mismo, pero la rentabilidad, como veremos es muy superior. ¿Por qué? Si devolvemos los 880 euros al banco (800 del nominal + 80 de los intereses) y quitando los 200 euros que hemos aportado al principio (en total 1.080 euros) nuestro beneficio habrá sido de 420 euros. Es cierto que el beneficio es menor que antes, pero la rentabilidad será del 210% ya que nuestros recursos propios han sido únicamente de 200 euros, en lugar de los 1.000 que habíamos invertido sin apalancamiento.

Claro que no todo es color de rosa y el apalancamiento únicamente es atractivo cuando existe un beneficio. En caso de que las acciones bajen hasta 900 euros, las pérdidas también se multiplicarán. Únicamente usando fondos propios, nuestras pérdidas serán de 100 euros (100%), mientras que habiendo pedido 800 euros al banco, las pérdidas de 180 euros (100 de pérdidas y los 80 de intereses), pero con una diferencia muy importante. En este caso teníamos 200 euros y tenemos que devolver al banco 880, cuando las acciones están ahora en 900. Es decir, las pérdidas son del 90%.

Aunque podría haber sido peor. En este caso, nuestras acciones aún valen 900 euros y podemos venderlas para devolver al préstamo. Sin embargo, si el precio de las acciones cae a 800 euros, seremos insolventes, ya que no tendremos recursos propios suficientes para devolver el préstamo. Por tanto, cuando nos apalancamos, la inversión será segura siempre y cuando podamos devolver la deuda. En caso contrario, comenzarán los problemas.

El apalancamiento financiero se mide en función de los fondos propios. En nuestro ejemplo, el apalancamiento será de 4:1, es decir, por cada cuatro euros que el banco nos presta tenemos uno como fondo propio, lo cual es bastante razonable. Cuanto mayor es el apalancamiento, mayores son los riesgos a los que se expone todo inversor.

En realidad, este concepto lo he introducido en el blog para hablaros de uno de los problemas en los que, en mi opinión, se encuentra la economía española en estos momentos. Esperando que este artículo te haya servido para entender lo que es el apalancamiento, seguro que ahora lo asocias con uno de los mayores problemas que hemos tenido en España hace tan solo cinco años: la concesión de préstamos hipotecarios para financiar la adquisición de una vivienda.  

 Imagen | 401(K) 2012

1 comentarios:

 
Economía Mundial © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions