Japón: entre la economía ficción y la cruda realidad

16 ene. 2013

Con más o menos desviaciones, las teorías macroeconómicas han servido, en general, para solucionar los desequilibrios económicos y financieros de la mayoría de países que han entrado en recesión.Todas, salvo quizá una, Japón.

En este sentido, el caso de Japón es paradigmático dentro de la economía mundial. Hace tan solo cincuenta años, nadie hubiese incluído al país nipón dentro de los países referencia a nivel mundial desde el punto de vista económico. Tras cuarenta años de un crecimiento sostenido y, en muchas ocasiones espectacular, esta situación se vio revertida debido, entre otras cosas, a las asombrosas fluctuaciones experimentadas por el precio de las acciones entre mediados de los ochenta y principios de los noventa.Como se puede ver en el gráfico, entre 1985 y 1989, el Nikkei subió de alrededor 13.000 a 39.000; es decir, el precio medio de las acciones casi se triplicó en tan solo cuatro años. Esta enorme subida fue seguida de un descenso mucho más acusado, ya que en tan solo dos años el Nikkei bajó de 35.000 a 16.000.


Pero, ¿por qué se produjo este fenómeno? La mayoría de economistas coinciden en que la principal causa de este comportamiento fue debido a una burbuja especulativa en el precio de ciertos activos, en especial la vivienda y el suelo, cuyos precios subieron en consonancia con el índice Nikkei, aunque más adelante las bajadas de precios fueron mucho más acusadas. Es decir, al igual que sucedió en España, la burbuja inmobiliaria explotó y las consecuencias fueron realmente negativas para el país nipón, llegando a desencadenar una enorme recesión.

Y es aquí cuando empieza la economía ficción en Japón. El Gobierno japonés lanza un paquete de medidas keynesianas de estímulo mediante el incremento de gasto en obras públicas y la bajada de impuestos para estimular el consumo, provocando grandes y persistentes déficits públicos. De forma análoga, el banco central de Japón bajó los tipos de interés a niveles muy bajos para fomentar la inversión, pasando del 6% en 1990 al 0,5% en 1995 y, por último al 0% desde 1999 hasta la actualidad. Desde entonces, Japón ha vivido atrapado en una trampa de la liquidez constante.


No obstante, a pesar de los bajos tipos de interés y de las medidas de estímulo por parte del Gobierno, la recesión prosiguió durante toda la década de 1990, lo que llevó a muchos economistas a pensar que el problema debía ser estructural y no tanto coyuntural como se había pensado en un principio, en especial el problema del sistema financiero, que se ha encontrado con numerosos préstamos que no se podían pagar.

Pero queda un último problema: la evolución de su balanza comercial. Japón ha sido tradicionalmente un país netamente exportador, gracias a una potente industria basada en productos tecnológicos y bienes relacionados con el sector del automóvil de alto valor añadido. Pero ¿qué ocurrió? La fatalidad quiso que, el 11 de marzo de 2011, Japón sufriese uno de los peores terremotos de su historia, acompañado de un fuerte tsunami que causó el accidente de una de las centrales nucleares del norte del país, la central de Fukushima, que hizo replantearse la política nuclear al gobierno nipón. Por tanto, a la crisis fiscal y a la crisis monetaria se le añadió una crisis nuclear que provocó una fuerte dependencia energética del exterior que, unido a la sostenida devaluación del yen por los bajos tipos de interés, hace que Japón le salga muy cara la importación de energía lo que ha provocado esos déficits en la balanza comercial.


Por tanto, la crisis japonesa se explica por un cúmulo de fatalidades que ha azotado a la economía japonesa con gran virulencia. El banco Central de Japón ha intentado mitigar estos efectos hasta con 9 flexibilizaciones cuantitativas, y el Gobierno está lanzando importantes paquetes de estímulo para reactivar la economía, sobre todo intentando acelerar la reconstrucción de la zona de Japón asolada por el tsunami. Por el momento, estas medidas no están teniendo el efecto deseado y, de momento, la cruda realidad está superando, y con creces, a la economía ficción.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Economía Mundial © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions