¿Por qué la devaluación interna no nos hace más competitivos?

26 jun. 2013

La política monetaria ha sido tradicionalmente una de las vías de escape por la que los países han optado para corregir sus desequilibrios macroeconómicos, traducidos por lo general en crisis económicas o déficits en la balanza comercial. En general, la devaluación de la moneda es el método más práctico que han utilizado los Gobiernos para corregir tales desequilibrios. Los productos exportados se abaratan y, al mismo tiempo, los importados se encarecen, corrigiendo de una forma más o menos rápida y sencilla los desequilibrios con el exterior y sin necesidad de destrozar la demanda interna.

Sin embargo, en la Unión Europea, y en un contexto como el actual en el que existe un organismo supranacional como el Banco Central Europeo que tiene atribuida la política montaria y no cada país en particular, la solución no es sencilla. La diferencia de modelos productivos y de fases del ciclo económico entre los diferentes países que conforman la zona euro es tan grande que no es posible aplicar una misma política para toda la región. Las salida por exportaciones es clave, y para ello solo cabe una única solución: realizar una devaluación de facto, una devaluación interna.

Pero, ¿cómo lo hacemos? Muy sencillo. Reducimos los costes de producción de las empresas, en concreto, los más onerosos, que suelen ser los costes salariales; al hacerlo, se produce un doble efecto: por un lado, se reducen los costes de producción de las empresas, lo que ayuda a reducir el precio del producto; por otro, se reduce la demanda en el interior de productos y servicios, ya que la menor renta disponible de las familias reduce el consumo. El cóctel es perfecto: la balanza comercial se equilibra, al aumentar la compra de bienes desde el exterior por el menor precio comparativo de los productos y reducirse las importaciones, ya que los ciudadanos en el interior no tienen renta suficiente para adquirir productos desde el exterior. Todo ello a costa de reducir los salarios.

Sin embargo, este mecanismo no es la panacea, sobre todo mientras existan terceros países que sí controlan su política monetaria. Mientras éstos puedan seguir devaluando su moneda, sus productos volverán a ser comparativamente más baratos con respecto a nuestro país, lo que redundará en un mayor ajuste interno, y así sucesivamente ad infinitum. Es decir, otros países pueden abaratar sus productos con un menor esfuerzo y sobre todo, con una menor carga social y, mientras tanto, el ajuste que tanto esfuerzo nos costó conseguir se queda en nada. Además, la idea de intentar salir de la crisis mediante la comercialización de productos más competitivos con respecto al resto del mundo es poco más que absurda. ¿Queremos competir contra los tigres asiáticos cuyos costes laborales unitarios y flexibilidad para abaratar los productos es mucho mayor? ¿o, en cambio, preferimos producir bienes de alto valor añadido con un alto componente tecnológico que nos permita competir en calidad? 

Aún así, la devaluación no tiene que ser la solución. Si todos los países proceden de igual manera entramos en una guerra de divisas que solo beneficia a los inversores que buscan obtener un beneficio con sus decisiones al operar en el mercado de divisas. La economía tiene que fluctuar de manera natural, y las distorsiones que provocan decisiones de este tipo en materia económica pueden conducir a malas inversiones difíciles de liquidar más adelante. Ser competitivos sí, pero con las mismas reglas del juego para todos.

2 comentarios:

  1. Lo que estás diciendo es que hay que deshacer el Euro de una vez.

    !Dilo claro y alto para que te entienda todo el mundo!

    Está claro a estas alturas que entrar en el Euro fue un enorme error para España. El continuar con el Euro es un error aun mayor.
    Buena suerte a la población española.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El euro, tal y como está concebido, es un instrumento de política en favor de los países centro-europeos. Entrar en ESTE euro fue un error, pero no creo que ahora mismo salir sea la solución.

      Eliminar

 
Economía Mundial © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions